JORNADAS: V ENCUENTRO EDUCACIÓN Y ECOLOGÍA

De las jornadas sobre Ecología y Educación me quedo con la charla del profesor Jaume Martínez Bonafé. En doce sencillas ideas resumió una manera de entender la educación sencilla pero muy poderosa, esencial.
Comenzó haciendo una reflexión sobre la defensade la Tierra y la importancia de la formación ecológica del profesorado. Intentó resumir buenas prácticas explicando su visión desde la experiencia y el rigor.
Resumiendo mucho su exposición rescato algunas de sus pautas:

1. Tener educada la mirada. 
Poner atención en lo efímero, lo invisible, reconocer lo intrascendente, lo que no nos han enseñado a mirar. A esta reflexión añadió la propuesta de la deriva. Hacer derivas con los alumnos y preguntarles después qué es lo que han visto. Dejar ver y no decir lo que tienen que ver.
Las derivas están muy bien explicadas en el siguiente artículo de Andrés Walisser:

https://aprehenderlaciudad.wordpress.com/2013/07/19/la-deriva-urbana-como-practica-pedagogica/

Terminó este punto leyendo la poesía "A una mujer que pasa" de Charles Baudelaire:

“La calle atronadora aullaba en torno mío.
Alta, esbelta, enlutada, con un dolor majestuoso
una dama pasó, recogiendo con mano fastuosa
las oscilantes vueltas de sus velos,

ligera y distinguida, con piernas de estatua.
De súbito bebí, crispado como un loco,
de su mirada lívida, donde germina el huracán,
la dulzura fascinante y el placer que aniquila.

¡Un relámpago… después la noche! Fugitiva belleza
cuya mirada me hizo, de un golpe, renacer.
¿Salvo en la eternidad, no he de verte jamás?

¡En todo caso lejos, ya tarde, tal vez nunca!
Que no sé a dónde huiste, ni sospechas mi ruta,
¡tú a quien yo hubiese amado; oh tú, que lo sabías!”


2. Saber escuchar. 
Habló de sus técnicas de 3 minutos en las que sus alumnos se subían a la mesa para contar algo importante para ellos. De esa práctica al inicio de cada clase. De aprender a escuchar a las plantas, y a los árboles.

3. Ser sabio. Se centró en la capacidad de promover el diálogo, de hacer preguntas para mover, tambalear, provocar.

4. La relación educativa como experiencia de amor. El reconocimiento.

5. Ser justo. Expuso la obligación jurídica del artículo 27, el deber que tenemos los educadores de contribuir al desarrollo de la personalidad humana. Y preguntó: ¿qué vais a hacer para que crezcan en libertad?

6. Ser sistemático y crítico. Debemos construir saber, investigar por nosotros mismos, tener capacidad creadora. Nombró a Jhon Elliot y su obra La investigación-acción. Se centra en la práctica como empoderamiento de la formación profesional.

7. Construir desde la creación artística. Habló de la relación solidaria con la Tierra, de Freinet y la Asamblea.

8. Identificar las urgencias.

9. Aprender desde la cooperación. 

10. Valorar la comunidad y la democracia participativa.

11. Combatir la alienación del propio trabajo. Nos animó a hacer preguntas, a sentirse reconocido en la profesión.

12. Cultivar la revitalizadora pedagía del deseo. Aquí explicó el arte de enseñar a caminar, de cómo una madre abre sus brazos y consigue que su hijo vaya, de los invisibles hilos del deseo. Nombró a poetas de la República y cerró animándonos a dejar camino a la sorpresa, a crear situaciones nuevas.

Es un pequeño resumen de una charla muy bien hablada que me ha animado mucho a seguir a Jaume Martínez Bonafé y profundizar en sus enseñanzas.
¡Gracias!

Comentarios

Entradas populares de este blog

ELINOR GOLDSCHMIED: LA CANASTA DE LOS TESOROS

¿SIN CONCIENCIA DE EXISTIR?. EL MARASMO, ENFERMEDAD DE LA EMOCIÓN.