J U E G O S I M B Ó L I C O


Hay mucho de que hablar sobre el juego. Es mi propósito ir desmenuzando sus cualidades, su enorme importancia en la primera infancia. Pero en este artículo hablaré fundamentalmente del juego simbólico. 

I N T R O D U C C I Ó N : 

En un estadio previo al del juego simbólico el niño a través de la expresividad motriz, ha experimentado los juegos llamados "de reaseguración profunda": se trata de juegos tónico-emocionales, de destrucción-construcción, de equilibrio-desequilibrio, caídas, rodamientos, aparecer-desaparecer,vaciar-llenar, construir-agrupar-dispersar...
Estos juegos movilizan el tono, el equilibrio y las emociones pero no hay representación mental; se trata más bien de liberar emociones, no hay gran control sobre el propio cuerpo y las sensaciones se viven a nivel subcortical. ¿Qué significa esto? En la zona subcortical se estructuran las sensaciones protopáticas que, según la etimología de la palabra significa "protos" que es primero y "pathos" que es emoción. Son pues sensaciones inseparables de los estados emocionales, las primeras sensaciones que percibe el niño relacionadas con estados de placer o displacer.

Los juegos simbólicos aparecen cuando estos otros juegos de reaseguración profunda han sido bien vividos y la posible agresividad de los niños se ha investido en producciones cada vez más socializadas. Por medio de juegos como disfrazarse o jugar a ser distintos personajes, los niños nos muestran su emoción, sus gestos, su postura, su mímica y el uso que hacen del espacio, de los objetos, del tiempo. 
Son conductas muy a observar por parte del educador o de los padres pues observándolos y sin intervenir directamente podemos comprender mejor al niño. Son juegos que favorecen la relación entre los niños, fomentan la relación con objetos a nivel real y simbólico y su interacción con el lenguaje. Además se coordina y organiza a través de la percepción los objetos asociando, clasificando, seriando, por lo que se desarrolla el pensamiento operatorio. Son un medio para introducir a los niños en los juegos de roles, la exploración, la orientación; fomentan el aprendizaje cognitivo a través de la experiencia... 
El objeto en sí llena de información al niño pues se relacionan con nuevos colores, texturas, formas, a través de la manipulación. 
Si ponemos a disposición de los niños telas, aros, formas de  reciclaje como Cartón, simplemente trozos de cartón: ¡sencillamente lo que sobra de una caja de embalaje!, pelotas, almohadas, materiales naturales como conchas, piñas, piedras, nos servirán para ver como el niño proyecta sobre ellos sus propias representaciones mentales: todo se transforma en un caballo, el espacio, coches, una isla, collares, un garaje... Es algo mágico que sucede en mi clase cada día y que trato de fomentar lo más posible. Los niños deben jugar mucho, ¡mucho!, en la primera etapa infantil. Así madurarán y estarán preparados para asimilar mejor el aprendizaje además de vivir una infancia motivadora que les prepare para ser niños alegres y felices.

J U E G O   S I M B Ó L I C O : 

Con la mayor concreción posible trataré de explicar los puntos principales que caracterizan este juego.

Conviene recordar que la "función simbólica" desarrolla la capacidad de que una palabra o un objeto reemplaza lo que no está presente; son operaciones sobre niveles nuevos para el niño; existe el símbolo cuando un objeto o un gesto representan para la persona algo diferente de los datos perceptibles.

En otro momento hablaremos de las etapas del desarrollo psicomotor según Piaget pero dentro de estas, en la segunda etapa, la del llamado periodo preoperatorio, encontramos la aparición de la función simbólica.: 

por la aparición de la función simbólica y la interiorización de los esquemas de acción en representaciones, el niño empieza a traducir la percepción del objeto a una imagen mental. Este periodo va desde los 2 a los 7 años y se divide en estadios uno de los cuales es la aparición del juego simbólico que permite al niño de este periodo representar mediante gestos, acciones cada vez más complejas. Tiene su origen en la situación social en la que se ve sometido a unas exigencias, intereses, reglas, que a veces no comprende por lo que recupera su estabilidad emocional y se ajusta a la realidad jugando así. Encuentra su apogeo entre los 2-3-4-5-6 años.
El juego simbólico imita, simula, transforma. Está vinculado a exigencias culturales. Consiste en una asimilación de la realidad  a los deseos e intereses del sujeto, está centrado en las representaciones y transformaciones simbólicas, dirigido hacia lo abstracto y tiene un importantísimo papel en el desarrollo social e intelectual pues permite la comunicación.

C O N C L U S I Ó N :

El juego y la adquisición del lenguaje son dos elementos fundamentales para el desarrollo mental del niño. 

El juego simbólico es el juego del "hacer como sí", mediante el cual el niño ejerce su capacidad simbólica y su concepto del mundo al fingir conductas, en las cuales asigna a los objetos nuevas significaciones y/o asume roles que no le son propios en situaciones imaginarias realizando acciones de ficción como si fueran reales.

En el juego simbólico el niño evoca objetos, personajes, situaciones que gracias a su capacidad de imitación y de representación toman cuerpo o adquieren vida en la acción lúdica.

En este juego espontáneo el niño se expresa a sí mismo en la acción y plasma su necesidad de representar a otros, de probar papeles diferentes al suyo y de recrear la ficción mediante el lenguaje de símbolos, situaciones reales o imaginarias.

Inteligencia, afectividad, competencia lingüística, conocimiento y desarrollo social, aparecen integrados y reforzados por esta forma de juego. Crea aprendizaje.

Aparece a partir del desarrollo de la función simbólica, que es el elemento fundamental de la actividad cognitiva durante el estadio preoperacional y supone la clave para la transición desde la inteligencia práctica del niño sensoriomotor a la inteligencia conceptual.

El niño se distancia de la realidad y sus motivaciones y necesidades salen a la luz, se ven representadas.

Según Vigotski, el juego simbólico es una fase transitoria indispensable en el camino hacia el pensamiento abstracto.

Puntos destacables:

- es una necesidad biológica.
- es un mecanismo de adaptación el entorno.
- libera agresividad y canaliza conflictos.
- es un medio de reproducción de situaciones de un mundo que no es fácil de asimilar.
- las actividades, ensayos y tentativas que se realizan durante el juego sirven al niño  "para la vida".
- el niño vive otras experiencias.
- el niño prueba sin riesgos ni temor de cometer errores.
- el juego es fuente de placer y medio de expresión y creatividad.
- es una tarea transformadora, es recrear el mundo, darle un significado personal.
- respeta la iniciativa y la invención propias. El niño investiga lo que desea y al ritmo que le conviene.


El juego, según la teoría psicoanalítica, sirve para elaborar esos contenidos mentales que nos causan angustia mediante su proyección al exterior, la manera de dominarlos y elaborarlos para posteriormente poder interiorizarlos y convertirlos en pensamientos. Este es el fundamento principal de la terapia de juego muy utilizada en el tratamiento terapéutico infantil.


 A continuación os propongo un vídeo sobre el juego simbólico de roles y otros juegos como los rincones. Entre los 4 y los 7 años el simbolismo se hace colectivo y existe una mayor preocupación por la imitación exacta de lo real. Es un juego social y cooperativo de reconstrucción de papeles de adultos reales o imaginarios y de sus interacciones sociales. Los participantes son varios y los papeles se reparten. La interpretación de los papeles y la elaboración de los planes de juego están basadas en su experiencia y con las representaciones reflejan la comprensión de su entorno. No realizan imitaciones directas de modelos sino imitaciones basadas en características típicas de los roles sociales que adoptan. 
Yo, por mi trabajo, he pasado hora observando estos juegos y en ellos siempre me encuentro con mis alumnos. Está en inglés. Espero que os guste, de nuevo, tanto como a mí. 





Comentarios

Entradas populares de este blog

ELINOR GOLDSCHMIED: LA CANASTA DE LOS TESOROS

¿SIN CONCIENCIA DE EXISTIR?. EL MARASMO, ENFERMEDAD DE LA EMOCIÓN.